Archivo del sitio

Cuando los políticos peruanos hablan…

Desde hace muchos años, en la política del Perú, se ha visto a personajes expresar  de una u otra manera su punto de vista, y no, lo que realmente debían decir. La costumbre, lamentablemente, en nuestro país es que los políticos no se preparan para aparecer en las entrevistas realizadas en los diversos medios locales. Ahí entonces, como manifestó hoy Beto Ortiz, se evidencia una falta de asesoría en el manejo de la “Imagen y Relaciones Públicas” de estos personajes y de los grupos a los que estos representan.

En la entrevista realizada el día martes último por el señor Ortiz al Premier Salomón Lerner Ghitis, demuestra una la falta de preparación del Primer Ministro al responder algunos cuestionamientos del periodista, por ejemplo, a la pregunta si es que la primera dama participa en las reuniones del consejo de ministros, el Premier responde que sí participa de “reuniones” activamente sobre todo en temas sociales. En tanto, a la pregunta de que si Antauro Humala tiene ciertos privilegios, Lerner manifiesta: “Creo que en ese sentido vamos a tener que tomar ciertas acciones para restringir que una persona que está cumpliendo una condena tenga estas facilidades” Ortiz pregunta, ¿Qué acciones?  A lo que el Premier afirma “indudablemente prohibir todo acto que le de estos derechos a él, que son derechos muy especiales y que no tienen otros presos políticos (…)” El periodista, hábilmente evidencia este hecho y le pregunta si es realmente, el hermano del presidente, un “preso político” a lo que el primer ministro se reafirma, en tono confuso y bastante nervioso e intentando arreglar mejor un concepto -preso político- que, al parecer, no conocía. Ahora, en el tema Chehade, nuevamente se evidencia la conducta poco astuta del señor Lerner al responder la pregunta de Ortiz. Bebe un vaso de agua, hace una pausa y usa constantemente “muletillas” e… e… lo que nuevamente muestra que el Primer Ministro no estaba preparado para responder estas preguntas.

Ahora, si analizamos este tema desde un punto de más profesional, existe un claro “error” por parte de los diversos representantes de este gobierno en cuanto al manejo de las informaciones, entrevistas y demás, que realizan personajes como el Primer Ministro, El Presidente del Congreso y hasta en algunos casos Nadine Heredia y Ollanta Humala. Acaso no existe conocimiento de cómo debe ser la relación con los medios, o tal vez quienes asesoran al estos personajes desconocen realmente el trabajo de PR, o acaso no tienen quién les diga, de manera inteligente, qué es lo que deben responder y cómo deben de hacerlo. El tema de vocería en nuestro país, ha traído demasiados problemas a varios gobiernos y partidos políticos. Por ejemplo, quien no recuerda al señor Ferrero, traduciendo lo que decía Toledo, más reciente la patinada que dio Trelles con el tema de los crímenes de lesa humanidad, con la frase “Nosotros matamos menos”. Ahora vemos a un segundo vicepresidente que también dice que no habló de ciertos temas y luego afirma que sí los comentó. Ahora, concluimos con Premier que niega lo que afirmó. Un Presidente que corrige a su premier. Hasta cuándo la ciudadanía deberá aguantar este tipo de situaciones creadas por el “poco profesionalismo” de estos políticos, que, definitivamente no tienen una real asesoría en estos temas. O es acaso que quienes asesoran a estos personajes, no están capacitados para realizar esta función. El manejo del lenguaje verbal y no verbal es algo que en nuestros políticos no toman en cuenta y si se hace no está al nivel de profesionalismo como en otras naciones. En los Estados Unidos, de donde estos temas se crearon y desarrollaron, no se ven estas situaciones. Ahí el “COMUNICAR” implica una serie de factores, que aquí, no se toman en cuenta. Todo comunica señores políticos, el color, la postura, los gestos, el tipo de ropa, etc. Estos temas no solo se deben manejar en campaña, sino también, fuera de ella. Solo de esta manera se logrará consolidar esa imagen que mostraron durante la contienda y que muchos, como ya tienen el poder, olvidan.

Recordar es volver a vivir, la pregunta es ¿acaso el señor Presidente, quiere vivir lo que el gobierno de Toledo y García vivió, por la falta de manejo mediático? Que no es lo mismo, que manejar los medios. Todo se ciñe a un manejo real y transparente de la información que se transmite, claro, no siempre se puede ser totalmente transparente, entonces a veces es mejor callar, dar un paso al costado y saber decir “me equivoqué”.

El poder social y el poder mediatico

Después de un tiempo prolongado decido reintegrarme. El haber leído una serie de comentarios y revisado algunos mails creo que es necesario mencionar mi punto de vista sobre el tema electoral que acontece en mi país, Peru. Empero desde un punto orientado al manejo comunicacional, en el ámbito del manejo de Social Media.
Hoy, he percibido un empuje e interesante modo de promover la campana del candidato Pedro Pablo Kuczynski (PPK) mediante las Redes Sociales y el emailing. No estoy seguro si el origen de esta movida proviene del equipo de campana o es una iniciativa “social” impulsada por un simpatizante de este candidato. La propuesta realizada se basa en colocar en tu muro una frase alusiva a la opción de voto por PPK y esta acompañada de 5 puntos que reflejan de alguna manera los insights negativos de los otros candidatos. En cuanto al mail, es una columna escrita por un periodista reconocido en el medio peruano y que retrata de cabo a rabo las verdaderas razones por que los ciudadanos de mi país deberían votar por PPK.
Si bien es cierto, ambas formas no son nuevas dentro de las campanas políticas, el hecho esta, que el uso de elementos de comunicación 2.0 son mas usados por los candidatos, pero de manera poco estratégica. Como ya he mencionado en mis post anteriores, la investigación es primordial en cualquier manejo comunicacional. Adecuar y captar a las masas mediante el uso de herramientas de Social Media no es de la noche a la mañana. A esto hay que sumarle el constante cambio de opinión del que adolece el ciudadano peruano, que se deja llevar por el poder “mediatico”. Para los profesionales en comunicación una campana electoral es similar al manejo y desarrollo del lanzamiento de un producto. Y como tal se debe estudiar y analizar a este nuevo o reinventado producto, es decir, realizar un Brief donde desnudemos a este candidato y veamos que elementos tiene para ser potenciado y en que medios hacerlo. Si bien es cierto el candidato PPK ha realizado un trabajo con bastante antelación, su error, desde mi perspectiva, fue no utilizar bien los canales y sobre todo calendarizar el impacto en cada segmento poblacional. En Peru, un gran porcentaje de votantes se encuentra en Lima, sin embargo en la zona Sur y la zona Oriental son las mas difíciles de llegar con un mensaje como el de PPK, sobre todo porque los insights arraigados en esas poblaciones son muy distintos a los de la capital. Ahora bien, cada peruano es consciente que su voto no es a conciencia porque casi nadie se lee un plan de gobierno, y menos, de principio a fin. Una campana Social requiere de un verdadero conocimiento, no solo de las herramientas de Social Media, sino de un “análisis” de los diversos segmentos que anidan en estas redes. Realizar, por ejemplo, un Head Hunting de diversos líderes (no me refiero a personajes públicos) dentro de las comunidades que habitan en Facebook, Twitter y también -y con mayor razón- LinkedIn es necesario. Este proceso de selección previo a una gestión y creación de una ventana social hubiera canalizado, de mejor manera, los mensajes creados para los segmentos. Todos hemos sido cuestionados, ya, por un amigo, familiar y compañero de trabajo sobre nuestra intención de voto y lo peor de todo es que siempre la opción seleccionada es responder “tal, porque el otro es asesino, ladrón u otro calificativo”, son contados los que responden yo voto por tal, porque en su plan de gobierno dice… Es lamentable tener que ver paneles, spots publicitarios basados en mensajes que solo satisfacen a ese grupo de personas, que solo les interesa ver lo bueno o lo malo del candidato. Es mas lamentable aun, ver en ciertos canales “debates” que mas que enriquecer con propuestas congresales solo se dedican a sacar la suciedad de su pasado político y personal.
Entonces, realmente la ciudadanía peruana vota por un candidato social o por el candidato mediatico. Desde mi perspectiva, el “poder social” que otorga las ventanas de Social Media, no son utilizados a conciencia, o por lo menos, no adecuadamente por los candidatos en este campana, aun la guerra política se libra con el “poder mediatico” que es manipulado de una manera bastante descarada, pero que la mayoría de la poblacion desconoce o no quiere ver. Ningún candidato entiende de co creación, crowdsourcing. Aun se contratan profesionales extrangeros con la intencion de repiclar un exito foraneo a nuestra realidad, como lo ha hecho ATM, y si bien es cierto, esta dando resultados, es por el bajo nivel de lectura y analisis de la mayoria de la poblacion, una ironia. Las herramientas de Social Media, democratizan una eleccion y si no es creible para algunos, entonces, porque Libia, Egipto son ejemplos de eso. “El conocimiento es poder”, como tal debe usado sabiamente y en beneficio de la mayor cantidad de personas posibles, creo que esa es la razon porque muchos de los candidatos no se meten de lleno en las Redes Sociales. Cual es tu punto de vista sobre el manejo electoral en Social Media.

Publicado con WordPress para BlackBerry.

A %d blogueros les gusta esto: