Archivo de la categoría: Periodismo y Medios de Comunicación

El reto de la tecnología, llegar a todos

Alguna vez te has preguntado si realmente somos conscientes de la evolución mediática que existe alrededor. No solo desde el aspecto técnico, sino, social, político, empresarial, cultural, etcétera. Hoy, estamos afectados por un cúmulo de informaciones que giran a nuestro alrededor. Solo tres décadas atrás la televisión, la radio y por su puesto el medio impreso, eran los únicos soportes con los cuales tú y yo, ciudadanos de a pie, podíamos estar inmersos en el acontecer mundial, regional y local. Sin embargo, en esta década, de constantes cambios tecnológicos, podría preguntar… ¿La sociedad peruana está preparada y entiende este nuevo contexto?

Si analizamos, superficialmente, nos daremos cuenta que muchas de las organizaciones de nuestro país, aun se manejan solo en esos tres espacios informativos y, tal vez, de manera incipiente en el ciberespacio. En cuanto a lo político sucede lo mismo, son muy pocos los conocen y desarrollan verdaderas ventanas de debate e información en sus espacios cibernéticos. Si vemos el aspecto institucional, es decir, el del estado, podremos apreciar que solo se limitan a crear páginas web, como si con eso bastase para informar y enganchar al ciudadano. Quienes trabajamos o conocemos un poco más de este contexto, sabemos que, definitivamente, donde más se ve el crecimiento informativo ciberespacial, si el término corresponde, es en los jóvenes, quienes muchas veces son los más apegados a estas herramientas tecnológicas, que de hecho, son suyas, por la paridad generacional (nativos). Pero…  ¿qué somos nosotros? los “no nativos“, aquellos que nacimos en la década del ochenta o setenta hacia atrás, quienes – supuestamente- no conocemos o no dominamos, realmente, la dimensión de estas herramientas tecnológicas, de estás TICs. Definitivamente, creo, que el no haber nacido en estas dos últimas décadas no nos exime de dominar de manera diligente este contexto electronal, claro, desde mi opinión.

En el punto de las empresas y el aspecto político puedo decir, que aun estamos en pañales – hoy, 2012, estamos aprendiendo a caminar– en cuanto al desarrollo y potenciación de estas herramientas, en beneficio de ambas partes. Es decir, de ellos mismos –empresas, ONGs, políticos o partidos políticos, etc.– y la sociedad. Hoy en día el Facebook, Twitter, Google +, Linkedin, Pinterest y otras más redes sociales -o mejor dicho- Social Media, se han convertido en paradero obligatorio para muchos jóvenes y, también, para un creciente porcentaje de ciudadanos de edades superiores. Empero, no me refiero a crear un espacio en estos servidores sociales. Lo importante es saber, realmente, cuál es el uso que cada uno le da a estas herramientas tecnológicas que, por el momento, son gratuitas. Entonces, aprovechamos este espacio para compartir contenido que sirva. Claro, esto desde el aspecto de empresa y no personal. Aunque, muchas personas naturales tienes sus propias páginas promocionando su marca personal.

Alguno de ustedes –y me refiero más a, empresas, agrupaciones políticas o políticos, ONGs, etcétera– por ejemplo, saben lo que significa Social Costumer Relationship Management (SCRM). Tal vez muchos no. Entonces, aquí aparece el punto central de esta entrada ¿le damos un uso adecuado a la tecnología que está a nuestro alrededor?, ¿Somos conscientes del poder que tiene hoy en día el ciudadano con estas herramientas? Acaso, ¿sabemos aprovecharlas para un entendimiento y desarrollo en común? Estos son algunos cuestionamientos que dejo a criterio de ustedes lectores. Estamos en una época donde el que no está bien informado, ¡pierde! Entonces el reto para todos, en general, es informar de manera transparente, veraz y de leer y comprender lo que nos dicen. Capacitar nuestras emociones para entender y aceptar lo que los demás opinen de nosotros, es vital, para un buen uso de estas tecnologías.

Ha pasado, poco más de 2 años cuando escribí este post. Y puedo decir, que el entorno ha mejorado, sin embargo, no al ritmo que debería. Las empresas en Perú y en Latam, siguen cometiendo errores por no “entender” el real significado de ciertas herramientas, empezando por Social Media, Customer Relationship Management (CRM) y claro SCRM. Se sigue observando errores en el manejo de estos utensilios tan importantes para el crecimiento en conjunto, tanto en el Estado, como la empresa privada y la propia sociedad. No se realiza aun, un buen “benchmarking”, tampoco se investiga. Debo decir que muchas agencias de comunicación digital, siguen “probando” en vez de perfeccionarse contratando gente capacitada en el uso de estas herramientas. Y en las empresas, pasa que los directivos no crean un área respectiva para dirigir estas acciones de comunicación y relación bidireccional. La siguen arrendando a secciones como Marketing que no es, necesariamente, la mejor opción. El estar inmerso en  una sociedad en constante evolución comunicacional, implica un reto y una necesidad de cambio en todo tipo de organizaciones. Si por un momento pudiera mostrarles toda la bibliografía e información digital que existe sobre Relaciones Públicas, Social Media, CRM y SCRM definitivamente la realidad sería otra. Hace más de 60 años, Arthur Page, primer vicepresidente de PR de AT&T, nos hablaba de acciones sinérgicas para lograr un buen entendimiento entre las organizaciones y sus públicos. El problema está en determinar por qué algunos empresarios o carreras empresariales incluyen dentro de su malla curricular cursos de comunicaciones y relaciones públicas. Lo máximo que puede encontrarse es un curso de recursos humanos o comportamiento de las organizaciones, pero nada más. Tal vez, esa sea la diferencia entre países latinos y foráneos. El usar de manera adecuada todo el aparato tecnológico a favor de la sinergia social y empresarial es el desafío que los países latinos tienen. Ahora solo falta saber quienes tienen la capacidad de enfrentar  ese reto que aparece cuando nos sentemos frente a la pantalla y encendemos el ordenador… Investigar e innovar.


Anuncios

La verdad de un comunicador

Ayer tratando de entender lo que ha sucedido en los últimos días he reflexionado y quiero compartir esto con ustedes señores lectores. En la sociedad actual, si hacemos un análisis mediático, podríamos llegar a la conclusión de quienes poseen cierta representatividad pública –periodísticamente hablando- no son, necesariamente,COMUNICADORES SOCIALES. Más bien son una suerte de allegados por su dominio de la retórica –no la clásica, sino la escrita- es decir, personas que por su forma de expresar su punto de vista empezaron a destacar mediáticamente, sin contar con la más mínima idea de lo que significa ser un profesional de las comunicaciones. Es entonces que esta carrera se convierte, para algunos, en un “oficio”. Dónde, a la ausencia de una agrupación que tenga un estatuto acorde con el ejercicio de la carrera – recrea- el mejor contexto para que, abogados, ingenieros, médicos y demás se conviertan en “representantes de la objetividad y de la verdad mediática”, en canales de televisión, periódicos y hasta en universidades.  Esto me causa, como comunicador social -graduado en una casa de estudios- una profunda desazón. Para qué estudié cinco años de carrera, con cursos multidisciplinarios, como teoría de la comunicación, filosofía, antropología religiosa, lógica, derecho civil y penal, estadística, constitución, redacción periodística I, II, III, IV, ética y deontología de la comunicación, marketing, publicidad, comportamiento del consumidor, relaciones públicas, producción radial y audiovisual, sí,  al fin y al cabo, vendrá un(a) abogado(a), que definitivamente tiene talento en su profesión, pero no sabe lo que es ser un comunicador social y me puede quitar el puesto. Entonces, nace la pregunta ¿qué es un Comunicador Social?, y la respondo en base a un texto editado por Fundación BBVA Banco Continental y El Comercio “Un comunicador es un productor profesional de signos. Como tal, y más que cualquiera, debe ser consciente del poder de esa palabra. Ser consciente de que será capaz de afectar conductas y generar ilusiones o desilusiones grupales, rencores o fe, autismos o convivencias mancomunadas y civilizadas.” Así es, estimados lectores, los que estudiamos esta carrera llevamos a cuestas este poder tan grande, que, si no somos conscientes, podemos desenfundar una espada de Damocles, que, como ya se ha visto puede traer consecuencias indescriptibles para una nación, estado, sociedad, etcétera. En tal sentido, ¿a qué nos estamos enfrentando los ciudadanos de hoy? A una suerte de personajes de cara bonita, de buenas relaciones, de gente que destaca en otras profesiones. Empero, que, por casualidades del destino son entendidas, escuchadas y seguidas por nosotros. Sin saber, realmente, si están capacitadas para ejercer de manera cabal esta profesión.

Tal vez para algunos esta reflexión pueda sonar a crítica, revanchismo, o tal vez, hasta envidia. Sin embargo, debo confesar que mi experiencia, en casi todos los campos de la carrera de “Comunicación Social” me dan la satisfacción de poder decir todo esto con total libertad y transparencia.  Señores, No es Pastor, No es Crousillat, No es García, Ni si quiera Fujimori… somos nosotros mismos, los ciudadanos de a pie, quienes damos a ciertos grupos mediáticos el poder de gobernar nuestros pensamientos de una manera tal, que, muchas veces terminamos creyendo todo aquello que se nos dice a través de estos oligarcas mediáticos. En la entrada anterior a esta, hice referencia al artículo 14 de nuestra Constitución Política, ayer en una sesión del congreso recién se tocó este punto. ¿Por qué los medios no cumplen con el mandato de la ley?  Es otra pregunta que deviene de este análisis, pues estimados lectores, colegas, y señores que ejercen el oficio de periodistas, cada uno de nosotros sabemos perfectamente que cada medio de comunicación tiene una línea política -no necesariamente con el gobierno de turno- y es muchas veces ésta, la que hace que ciertas informaciones no salgan, o se aguanten. También sucede el caso –y esto es inevitable- que la pauta publicitaria incida también, en los contenidos mediáticos. Las cosas tal como son, basta ya, de engañar a la población. Porque hago esta afirmación, pues los que hemos trabajado y trabajamos en medios de comunicación sabemos que muchas veces los grandes anunciantes no son tocados por este tema. La razón muy simple, si hablas mal de mí, no anuncio en tu canal, periódico o diario y radio, y está demás afirmar que la publicidad es la que sostiene a los grandes medios de comunicación. Sin anunciantes no hay sueldos, equipos nuevos, unidades móviles, cámaras, etcétera. Así funciona nuestro mundo, muchas veces tenemos que quedarnos callados ante la corrupción descarada porque si no perdemos nuestro puesto de trabajo. Seamos realistas y dejemos de engañar a la población. Para finalizar y con el perdón –espero- de colegas comunicadores esta es la realidad que hoy las tecnologías de la información y comunicación nos permiten, “expresar con libertad nuestra opinión”, si no, porque muchos periodistas tiene un blog o una cuenta Twitter, es ahí donde desahogan todo aquello que, en sus salas de redacción se coarta, se destruye, se elimina. Quiero también compartir este concepto del texto Derribando Muros. Periodismo 3.0: Oferta y demanda de comunicación en el Perú de hoy “El comunicador –por definición productor profesional de signos- tiene como misión posicionar puntos de vista en la mente de los receptores con argumentos y estrategias persuasivas. La formación universitaria lo concibe –en cambio- como un amigo de la verdad y de una supuesta objetividad mesiánica que –prescindiendo de estrategias persuasivas hacia el receptor- debe imponer sus verdades obviando las expectativas de los públicos-objetivo”. Mi interés estimados lectores es que ustedes mismos empiecen a investigar y crear sus propias opiniones, conceptos, ideas, sobre lo que acontece en nuestro país, ustedes serán quienes decidan, al fin y al cabo, quien dice la verdad o quién miente, pero para lograr eso deben aprender a INVESTIGAR.

Construyendo muros…?

El 11 de diciembre de 2009 el Presidente Alan García Pérez (AGP) otorga el “indulto presidencial” por razones de salud a un conocido empresario de televisión, que, según algunos políticos, se había coludido con el gobierno  de Alberto Fujimori y le había vendido su línea editorial. Empero, ¿para qué un gobierno necesita “comprar” una línea editorial de un medio de comunicación? La respuesta puede parecer sencilla, sin embargo, atacar a ciertos grupos políticos o personajes políticos, engrandecer determinados hechos y minimizar otros, realizar reportajes de investigación de supuestos temas de interés colectivo, darle prioridad a las informaciones del espectáculo, etcétera, etcétera, no son ahora prácticas comunes de los medios de comunicación en la actualidad.

Creo que ciertos grupos mediáticos son los que ejercen realmente un poder oculto, tras bambalinas,  usan sus tentáculos finamente creados para infligir en el estado y lograr así también sus objetivos.  Más allá de la autenticidad, quiero que ustedes saquen sus propias conclusiones y realmente entiendan quienes son los verdaderos “corruptos” en una historia donde podríamos inferir que la realidad supera a la ficción.

Retomando el relato inicial, después de que AGP otorgara el indulto presidencial a José Enrique Crousillat Lopez-Torres (JEC). El Comercio, conocido como el decano de la prensa peruana, arremetió con furia tras este hecho. Un desdén que resulta poco ético u objetivo, si tenemos en cuenta que, el grupo El Comercio y La República son los que hoy en día controlan América Televisión, propiedad de la familia Crousillat hasta que éste se perdiera por deudas impagas en una junta de acreedores, donde casualidades de la vida,  están vinculados Gustavo Mohme de “La República”, Luis Miró Quesada Valega de “El Comercio”.

Más allá del tema político y de supuesta corrupción esta maraña o telenovela –al mismo estilo de América producciones- empieza a dilucidar su tenor, el miedo podría ser una palabra que esté resonando en las cabezas de los nuevos dueños de esta casa televisora. Empero dónde está la objetividad y transparencia con que deben actuar los medios de comunicación. No hay que ser muy astuto para darse cuenta que cada medio tiene un cierto interés en favorecer o entorpecer ciertos temas, atrás quedaron las épocas donde los verdaderos periodistas investigaban y descubrían cosas que eran realmente temas que involucraban el desarrollo del país. Señores que vemos hoy en día en los programas dominicales supuestamente “políticos”. Dónde está la verdadera investigación, el verdadero interés en el crecimiento de la nación.  Por qué solo se muestra lo que es interesante para un grupo, por qué se arremete con valentía y se hace causa común para defender un canal y no lo hacen, por ejemplo, para demostrar con hechos fehacientes el calamitoso estado en que se encuentra la provincia de Ica después del terremoto y cómo el famoso FORSUR sigue sirviendo de cajero automático para algunos grupos.  Por qué realmente nadie, ningún medio se preocupa en hacer respetar el verdadero sentido de la prensa en un estado, haciendo referencia al artículo 14 de la constitución política de nuestro país. Por qué los medios que se denominan “independientes” no hacen nada para contrarrestar la serie de atropellos que viven diversas comunidades indígenas al oriente de nuestro país. Señores eso NO VENDE,  no es algo comercial, hasta que hayan muertos o heridos.  Por qué la prensa no investigó y ejerció su presión mediática antes de que se cayera esa avioneta en Nazca, acaso alguien se dedicó a investigar… Antes, la prensa buscaba más informaciones para enriquecer y defender a la población. Hoy la prensa intenta construir muros cada vez más altos, sin embargo, la tecnología nos otorga escaleras para alcanzar esa luz que algunos grupos mediáticos no permiten o no desean que sea apreciada por la población. Me sorprende sobre manera como algunos medios intentan mostrarse preocupados por la educación y el desarrollo de la carrera periodística, mientras a espaldas de esos mismos alumnos a los cuales dedican libros, tejen y entretejen hilos finos con que amarrar y crear mordazas a ciertos políticos, grupos políticos, empresas, etcétera. Señores la única verdad que existe es la que nosotros mismo logremos descubrir y hoy en día las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) nos permiten ser dueños de nuestra propia verdad.  Que debe ser alcanzada investigando, no dejándose engañar por algunos que intenta ser buenos y son malos o viceversa.  Más allá de vinculaciones personales y políticas, intentemos ser “objetivos”, AGP cometió, por ejemplo, crímenes de lesa humanidad, en su primer gobierno y la justicia peruana los hizo prescribir cuando ese tipo de delito jamás lo hacen. Y nadie, ningún medio dice nada, o sí alguien lo dijo, el grito fue silenciado por la propia prensa. Ese es el verdadero poder, no solo político, sino el mediático. Algo similar sucede con el hacer valer los vladivideos, si lo analizamos fríamente, estos medios probatorios son obtenidos violentando el derecho a la privacidad, sin embargo la justicia, por la presión mediática los tomó como medios idóneos para ejecutar condenas. Y podríamos dar más ejemplos de cómo la prensa es a veces es quien realmente tiene el poder. Ese es el verdadero interés de algunos grupos por permanecer en el sillón de América Televisión. Fuera del hecho de que si JEC es corrupto o no, está realmente el entendimiento de cómo funciona este negocio. Qué en vez de ser usado para contribuir con la cultura y el desarrollo, lo único que a veces hace es dar más de lo mismo que criticó hace 10 años atrás. Sorprende más cómo actúan ciertos personajes en Twitter, arremetiendo contra todos en este tema. Cuidado señores, con el cuarto poder. Empecemos a buscar nuestra propia verdad y derribar este muro que nos está cercando.

Castañeda y el silencio de un inocente

Lee el resto de esta entrada

¿Bayly, Presidente?

Ayer, luego de cenar viendo el clásico “amistoso”, un amigo preguntó… ¿qué piensas sobre la posible postulación de Bayly para presidente?. Vaya que compleja y corriente pregunta lanzó mi compañero. Instantáneamente le respondí, es un absurdo. La verdad, mencioné, no sé mucho sobre sus propuestas. Mi amigo comentó entonces que Bayly de ganar la presidencia, legalizaría el aborto, permitiría los matrimonios homosexuales, disolvería las fuerzas armadas, legalizaría las drogas y proclamaría un Estado laico. Me pregunto, ¿qué hay de cierto?, ¿Qué hay de ficción?, en esta nueva

Jaime Bayly Letts Foto archivo El Comercio

novela que se recrea en nuestra capital.

Señores, revisando los diversos artículos sobre este personaje me doy con la sorpresa que tiene un enorme rebote mediático. El Comercio le ha otorgado desde el 17 de enero una amplia lista de notas relacionadas al célebre autor de “No se lo digas a nadie”… no he querido acceder a otras páginas porque no deseo impactarme más. En fin, haré un breve análisis desde mi perspectiva sobre una posible candidatura de Bayly a la Presidencia de la República.

Alguien realmente sabe qué es la política, creo que en nuestro país es una pregunta básica, que pocos ciudadanos podrían responder. Y es aquí donde viene el primer problema. Si nadie durante los últimos 35 años sabe realmente lo que es política. Entonces como puede reclamar que el Perú haya pasado por seis gobiernos, uno peor que el otro. Señores, esta es la razón por la que innumerables personajes denominados “políticos” -demagogos, transfugas, otorongos- quieren obtener algún cargo gubernamental. Gracias a ese desinterés que ha caracterizado al ciudadano común de nuestro país es que algunos se preguntan “en qué momento se jodió el Perú”. Quienes tenemos algunos años ya de vida y experiencia podemos mencionar que en el año 85, cuando Alan García Pérez (AGP) se hizo del cargo, gracias a la dimisión de Alfonso Barrantes Lingan de ir a la segunda vuelta. Se pudo percibir qué la apariencia física del actual gobernante tuvo un considerable respaldo para su elección. Quienes participaron de esos comicios, saben que muchos de los votos en aquella elección fueron otorgados por las féminas embelesadas por la imagen de AGP. Hoy por hoy Jaime Bayly Letts (JBL) goza de una similar simpatía, esta vez no por mujeres necesariamente, si no, por gente de tendencias muy liberales.  Entonces no es una conclusión absurda decir que a veces el candidato tiene que tener cierta “magia” o encanto o carisma o irreverencia para lograr una elección en nuestro país…

Como segundo punto, es necesario, imperativo mencionar que las propuestas ofertadas por JBL no son del todo descabelladas, definitivamente son liberales, sin embargo, y nuevamente recurro a la memoria de algunos, en las elecciones presidenciales del año 90, un novelista también propuso una serie de cambios radicales en muchos aspectos (sobre todo económicos) para nuestro estado. Cuál fue la decisión del pueblo, elegir a un denominado “outsider” quien proponía reformas grandes, pero sensatas. Impulsado por un tractor aró la tierra fértil del pensamiento político peruano y  así se hizo de la presidencia. Vaya, que nuestra historia política está plagada de ejemplos nefastos. Si bien JBL está creciendo en popularidad en los jóvenes de sectores B y C (según la encuesta de la PUCP) esto se debe a que las personas del sector B aspiran siempre hacer A y la gente de ese nivel socioeconómico por su educación y posición social tienen la posibilidad de visitar otras culturas, otra realidades donde este modelo, que propone JBL es perfectamente adecuado a “ese contexto”, lo mismo sucede con el nivel C, y eso no lo planteo yo es algo que Arellano ha fundamentado en sus investigaciones, sobre los consumidores en nuestro país. Y qué es entonces la política, un producto, un servicio… lo dejo al análisis.

En tercer lugar, realmente Bayly, será candidato en las elecciones del 2011. Imaginemos el contexto en base a las encuestas actuales Castañeda con el mayor porcentaje, seguida de Keiko y un eventual Bayly. Ese podría ser el panorama, empero. JBL recién definirá su postulación en enero del próximo año. Qué sucederá estos meses. Señores aquí hay gato encerrado. Sigamos analizando. El domingo 31 de enero se habló que Enrique Ghersi sería vicepresidente,  este abogado de connotado prestigio ya comprometió su palabra. Una boxeadora a parte del departamento ahora quiere fungir de Primera Dama, ya existe jingle para las posibles propagandas, ya hay propuestas para usar como caballitos de batalla en debates, que más falta, solo la decisión de aceptar ser candidato, para inscribirlo. Pero porqué Bayly no quiere hacerlo ahora, que se esconde detrás de este capítulo previo al desenlace.  Seamos realistas, Bayly no será presidente, primero, porque el poder de la Iglesia Católica en el Perú es muy grande, los que sabemos de política entendemos perfectamente que hay lazos indisolubles aun entre ambas partes, además el grueso de la población es creyente y con claro fervor, me refiero a las zonas donde cierto ex militar tiene respaldo. Que intentará JBL derrumbar los claustros, aquí un buen argumento para la competencia. Segundo, las fuerzas armadas, por el amor de Dios, ahora que los militares y policías votan ellos van estar a favor de Bayly, es un porcentaje interesante que no se puede desperdiciar tan ingenuamente. Además cómo piensa combatir el narco terrorismo, con “ronderos”. Qué piensa hacer con los tanques chinos, devolverlos. Y si Chávez se deschaba y quiere unificar la Comunidad Andina, quien nos defenderá, Estados Unidos.  Tercero, todos sabemos que el liberar el consumo de drogas sería ir contra nuestros amiguitos del norte (E.E.U.U.) yo creo que a la DEA no le va a venir bien ese planteamiento, aun no tenemos el poder económico, ni social, como para revelarnos antes ciertos estados u organismos internacionales. O acaso JBL quiere aislarse del Tío Sam, como hizo AGP del Fondo Monetario Internacional en el 88… hay que tener sentido común para darnos cuenta que esta propuesta tampoco prosperará. Cuarto, las libertades personales, vaya tema sumamente susceptible y controversial. Creo que este sería su mejor argumento, el otorgar la decisión de abortar a las mujeres les vendría bien, siempre y cuando este sea por motivos terapéuticos o por violación –mi opinión-, pero me pregunto acaso prosperó esa ley, señores, alguien sabe cómo es que se definen las leyes, estas deben pasar obligatoriamente por el parlamento para su ratificación a menos que sea un gobierno de facto. Por qué ahora así los congresistas votarían por un sí al aborto. Igual pasará con el tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Señores el ser Presidente supone ser responsable, para tomar decisiones que beneficien o que afecten a millones de personas, es ser responsable de edificar una nación con valores, con visión, con organización y determinación. Un mandatario debe ser responsable de sus propias acciones, de dar ejemplo. El ser gobernante es trazar o conducir un asunto empleando los medios necesarios (basados en la ética) para alcanzar un fin determinado. Me pregunto entonces, alguien sabe realmente que es la política, alguien sabe si Bayly será presidente.

Somos socialmente responsables…

Después de leer la Editorial del diario El Comercio, me permito empezar a redactar el primero de mis comentarios sobre temas netamente profesionales. En una agitada carrera contra el tiempo he decido iniciar este camino. Aquí, en este espacio, pretendo desarrollar diversos temas de coyuntura u otros que tengan relevancia para el desarrollo de nuevos pensamientos por parte de los lectores. Sin más preámbulos iniciaré mi comentario.

Después de leer la interesante editorial que reproduce el decano de la prensa peruana. Quiero permitirme hacer algunas acotaciones a tan prolijo y menudo análisis. Si bien es cierto los impases que atañen a DOE RUN Perú (DRP) -empresa de capitales norteamericanos- no son nada nuevos para nuestra sociedad. La inquietud que destella de esta situación es, porque el diario Gestión y el propio El Comercio no mostró una postura más firme cuando se suscitaron dichos inconvenientes. Mi crítica está dirigida, primero, a como algunos medios de comunicación intentan de manera insipiente actuar de manera responsable con respecto a temas como estos. Si queremos denotar interés, preocupación, ser socialmente responsables, se debería tomar más enserio la serie de atropellos que ha cometido esta empresa, que, con favor del estado y de otras instituciones ha podido sobrevivir hasta hoy. Acaso Gestión o El Comercio, se preguntó de dónde salió el dinero que se gastó el año pasado en los más de 10 (diez) comunicados de prensa a toda página y en algunos casos a full color que sacó esta empresa. Es obvio que los intereses comerciales predominan ante lo social. Sin embargo, esa serie de comunicados regulares que emitió DRP durante de los meses de setiembre y octubre del año pasado. Y solo menciono los que salieron ahí. Con qué dinero se pagaron, si la empresa ya se había quedado sin dinero. Los que trabajamos en medios sabemos también que la publicidad se compra con antelación. Pero, si soy una empresa responsable con mis conciudadanos, me preguntaría por qué firmar contrato (aceptar dinero) con una organización que lo único que ha hecho desde que llegó al país fue verle la cara de tontos a muchos peruanos. Si desde el 2005 DRP viene pidiendo prórrogas para el cumplimiento del  Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) por qué no el diario El Comercio o Gestión no cumplieron su verdadero rol de informar e investigar las verdaderas razones que empujaban a esa empresa a no cumplir con sus obligaciones. Dónde está la responsabilidad social de los medios de comunicación, acaso el dar a conocer la verdad de los hechos no es una función inherente del periodismo.

Mi segundo planteamiento es, por qué la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) tardó tanto tiempo en tomar la decisión de sacarla de su círculo. Si bien es cierto he sabido de buena fuente que DRP siempre ha estado con la soga al cuello dentro de la SNMPE.  Por qué esperar cinco largos años, para despedirla. El año pasado cuando la empresa se declaró en quiebra, que se hizo, se trató de salvarla, me pregunto por qué el estado no liquidó a DRP, por qué la SNMPE no presionó para que cerrara sus operaciones de manera definitiva  sabiendas que no se cumpliría con el PAMA, además era obvio que nadie invertiría dinero en un “barco hundido” lleno de conflictos y deudas. Señores, el pretexto siempre fue los más de 3 mil puestos de trabajo directos y los más 15 mil indirectos que genera esta organización. Empero, si no está operando a su real capacidad, porque no tiene liquidez, por qué recién, se le aparta del seno de esta asociación. Cuál es la verdadera razón de actuar de esta manera perjudicando la propia imagen de la institución.

Y mi último planteamiento con el afán de que los lectores indaguen un poco más sobre el tema y saquen sus propias conclusiones… Por qué el Estado intentó salvar a DRP el año pasado, por qué aceptó darle una prórroga para el cumplimiento del PAMA si como ya hemos mencionado es obvio que ningún postor nacional o internacional querrá cargar con el lastre que dejó Centromin Perú, y que luego erróneamente cargó Doe Run Perú.

Aquí hay muchos datos que están dispersos, y que volviendo al primer punto la prensa tampoco se ha encargado de esclarecer, dónde está la responsabilidad social, de los medios de comunicación, dónde está la responsabilidad de las entidades privadas, dónde está la responsabilidad del propio ciudadano de conocer sus derechos. Cómo podemos quejarnos de la serie de atropellos que cometen diversas organizaciones si jamás nos hemos tomado el trabajo de leer cuales son nuestros derechos y también nuestras obligaciones. Si queremos ser  responsables empecemos a conocer primero las leyes que nos rigen. Eso evitaría que el Estado y las empresas no hagan nada con los diversos problemas respiratorios generados por el aire de baja calidad (causado entre otros por dióxido de azufre). La verdadera Responsabilidad Social está en evitar la contaminación de plomo en la sangre. Señores, según estudios realizados entre 1999-2001, la cantidad de plomo en la sangre del 99% de los niños menores de edad, está entre 15 y 80 microgramos por decilitro de sangre, siendo el límite máximo de 10. Acaso alguna empresa periodística a evaluado realizar un estudio para saber cómo se encuentra hoy por hoy este índice.

Más allá de los buenos deseos debe primar el respeto por el derecho de todos a vivir con dignidad, en eso los medios de comunicación deberían preocuparse más."Vista de la ciudad de La Oroya"

A %d blogueros les gusta esto: