Archivo de la categoría: Comunidades

Relaciones Públicas Digitales, redefiniendo el espacio.

Para los que trabajamos en PR (Public Relations o Relaciones Públicas) y nos hemos dedicado a su investigación, y análisis, podemos sostener que en la actualidad, en temas de comunicación lo que ha cambiado son las herramientas. Los principios se mantienen y, en algunos casos, se adaptan a las coyunturas. Siempre y cuando las organizaciones lo deseen. Saber seleccionar la herramienta, es ahora el reto. Este cambio al medio digital ha implicado, para varias empresas, un dolor de cabeza, sobre todo en contextos latinos, donde el entorno tecnológico y las audiencias son completamente distintas.

La necesidad radica, ahora, en que las empresas ya no deberían  generar la atención de sus públicos hacia “ellas mismas o a sus sitios web”, sino, procurar construir “COMUNIDAD” usando, por supuesto, los Medios Sociales de Comunicación o “Social Media”.  Estas herramientas, hoy en día, se convierten en indispensables para llegar a establecer una adecuada “interacción” entre la marca/empresa y sus diversos “stakeholders”. El negocio debe estar donde la gente está y todos sabemos muy bien que ahora Facebook, Google+, Twitter, Youtube y otrás redes, son las que guardan “celosamente” toda esa data que –a los PR- nos debería de interesar para generar mejores maneras de crear “sinergia” entre la empresa y sus públicos.

Pero ¿crear “comunidad” es algo sencillo? Probablemente se piense que sí. Empero, no es tan fácil como se piensa. La diferencia entre generar comunidad y darle +1, “me gusta” o follow, es bastante amplia. Usar la palabra “comunidad” implica muchos factores más que solo sumar, gustar o seguir. El concepto es: “Conjunto o asociación de personas o entidades con intereses, propiedades u objetivos comunes”. Si nos basamos morfológicamente en esta premisa, deberíamos preguntarnos, ¿cuál es el objetivo común que existe entre mi negocio y mis grupos de interés? Probablemente este sea un cuestionamiento difícil de responder para algunas compañías transnacionales y PYMES, sin embargo, si apuntan a convertirse en organizaciones sostenibles en el tiempo, entonces deben tener en cuenta que los públicos han cambiando, las audiencias ya no son las mismas de antes. Por ende, la forma de comunicarse con ellas es cada vez más disímil y, a veces, compleja. Lograr entablar una adecuada relación y comunicación se convierte en un reto más intenso, sobre todo, con las nuevas herramientas digitales. He aquí el desafío para el PR Digital, lograr una convergencia, donde con una estrategia multicanal logre meterse en la mente y el corazón de cada uno de los stakeholders que posee el negocio.

Si bien esto suena bastante ambicioso, es totalmente posible, pero claro, requiere de una decisión por parte del negocio para empezar a perder ciertos espacios donde antes dominaba. Es una cuestión de tradición arraigada en el ideario de muchos CEOs y directivos de áreas comerciales, donde aún piensan que la rentabilidad económica, hoy en día, es más importante que la “rentabilidad social”. Ganarse la confianza, el respeto y la lealtad de los públicos es sumamente necesario en un entorno donde todos estamos conectados.  Ahora hay que acomodarse a las exigencias de los entornos donde nos vamos a desenvolver, es parte fundamental de la estrategia de comunicación y branding. Para Dawn Clark, encargada del diseño global de las tiendas de Starbucks, por ejemplo, es importante conocer la cultura del país al diseñar una tienda. Entonces, hacia dónde van las empresas que desean obviar la importancia que tiene la opinión del público. Es una pregunta que cada uno de ustedes puede responder.

Entonces, hacia dónde vamos en este entorno digital. En el Foro Económico Mundial de Relaciones Públicas Digitales se mencionan cinco factores que, desde mi perspectiva, apuntan a crear un negocio más social.

Aumento de la huella digital

Como mencioné párrafos arriba, el estar donde el stakeholder está, es una necesidad. Y esto implica que la empresa deje un rastro digital “positivo”. El acceso a la información hoy en día es cada vez más fácil, por ende, debemos plantear una estrategia multicanal, sobre todo, en el ámbito digital. No dejar espacios vacíos en la nube es imperativo si quieres permanecer en el ideario de tus públicos. Las personas buscan cada vez más en la red y si el negocio no se tomó la molestia de crear contenido y propiciar contenido que deje una huella –positiva- en el ámbito digital, sus probabilidades de crecer en este ecosistema son escazas. Los ads, el SEO, el SEM, una buena pauta digital, seleccionar canales digitales adecuados, están inmersos en el concepto de “huella digital”.

Compartir contenido

Hace más de 2 años, cuando empecé con este blog, fue mi principal derrotero. Está asociado con el anterior de manera intrínseca. Pero hay que aclarar que “compartir contenido” implica que este sea de alta calidad, de interés para el target y, sobre todo, que sume a la valoración de la organización. Cuando me refiero a valoración, no me refiero a un me gusta, o un +1 o un RT, voy más allá de eso. Crear contenido direccionado, estratégico y persuasivo es lo que se debe de crear para propiciar su difusión. Cómo se logra esto, sencillo, reconociendo los “insights” que dejan todos los fans y seguidores en sus páginas. Tomarse el trabajo de analizar a gran parte de los usuarios de nuestras redes es vital para conseguir que ese “contenido” se comparta y logre el ansiado reconocimiento.

Perder el control

Tal vez, el más difícil de comprender y ejecutar. Un factor preponderante al momento llevar a cabo el proceso de dejar en manos de otros lo que se hable del negocio radica, esencialmente, en transmitir una información transparente, en ser consecuente con lo que colgamos en cualquier elemento y canal que lleve el nombre de la marca/empresa. El contenido del mensaje debe ser contrastable, veraz. Dejar que tus grupos de interés sean quienes expresen libremente  y administren el contenido de tu marca/empresa hará que la confianza crezca entre ellos y que el temor al engaño, se pierda. Es mejor que otro lo diga por ti. Dejar que la opinión pública administre el buzz (ruido) implica “repito” sinceridad y transparencia.

Creación de comunidad

Esto es la consecuencia del proceso seguido en los puntos anteriores, una vez que el negocio logra dejar huella, compartiendo contenido y dejando que otros sean los que promueven la difusión de la marca/empresa o producto/servicio, ya se está a un paso de crear “comunidad”. Al momento que se ha demostrado mediante los mensajes que realmente se está interesado por lo que piensan y sienten sus grupos de interés, se habrá ganado el acceso a su espacio. Donde ellos pueden permitirle al negocio ingresar a conocer mucho más sobre cada uno de los fans o seguidores, la interacción aquí es vital. Una vez que ingresas en su mundo, debe existir una sinergia y contacto constante. Es aquí donde se deben aplicar estrategias que promuevan el crowdsource y la co creación. Y por su puesto premiar esa retroalimentación, no con regalos, necesariamente, sino reconocimiento mediático en los espacio de la marca/empresa.

Dirige la conversación

Para finalizar, al decir que vamos conducir la conversación, me refiero que como toda estrategia de comunicación hay un objetivo atrás. El cuál debe ser bastante claro desde un inicio. Los que son profesionales, saben perfectamente que ingresar en la mente del consumidor implica respeto a la ética, por eso, no entraré a deslindar que es un uso correcto o incorrecto al crear una estrategia de Relaciones Públicas. Entonces, una vez que los stakeholders estén comprometidos, interacctuen, difundan y co creen, el negocio podrá ejercer una dirección dentro de las conversaciones que se generen en torno a la marca/empresa. La aplicación de la psicología al momento de desmenuzar lo que el público hable sobre la organización es imperativo, analizar que desea transmitir con cada frase y en qué contexto la expone se convertirá en la mejor manera de conducir a la opinión pública a un concepto positivo, que, como se refleja en la secuencia requiere siempre de una transparencia profunda en el contenido que emita la organización.

Hay que tener en cuenta que el contexto social va cambiando cada vez más rápido y esto requiere una constate investigación y análisis, no del mercado, sino, de la forma en que los grupos de interés se comunican e interactúan, teniendo en cuenta que los segmentos se vuelven más pequeños y personalizados.

PR 3.0: Sinergia. La importancia de la administración y el análisis

Entender el pensamiento de los diversos seguidores o fans en un espacio social es una tarea que el administrador de Social Media debe desarrollar, empero, ésta toma tiempo. Cuando se contrata a una persona para que se haga cargo de estas ventanas en la red se piensa, muchas veces, que es una cuestión de actitud o aptitud, sin embargo esto no necesariamente es así. La interacción es la mejor pista que nos dejará el fan sobre su pensamiento, estado de ánimo o posición sobre algún tema en especial. Una tarea que para muchos puede resultar sencilla se convierte en una labor que conlleva un análisis más profundo de la situación. No solo se ciñe en voltear una nota o generar un comentario atractivo para las masas. Va más allá, es ponerse en el papel del usuario final de la información que se está presentando. Por esta razón el administrar una red social no solo se trata  de que una persona tenga parámetros o conocimiento de manejo de redes, más bien, el tema va a que este personaje, el administrador, sea empático en su lenguaje y expresión a través de sus comentarios. La gente no responde a estímulos que no puede decodificar o siente fríos. Dar en el punto, en el insight del fan, es una tarea que está sujeta a varias variables. Entre ellas el tipo de empresa que eres, luego la información que se difunde a través de las ventanas sociales. Estás dos premisas son importantes a tomar en cuenta por el administrador, estas van a generar una personalidad a la ventana social, propiciando que las personas participen libremente. Empero, esto toma cierto tiempo y requiere cierto conocimiento de los seguidores. Algunas compañías acostumbran a usar perfiles autogenerados para estimular conversaciones, sin pensar, que la gente no es tonta y sabe realmente que ese comentario está direccionado a generar una respuesta. Es como un Focus group cuando se infiltra a una persona para que, con algún punto de vista, la gente participe, interactúe y de este manera el estudio tenga resultados. En las redes no se puede subestimar el entendimiento de las personas. Por eso, hay que tener cuidado cuando se escribe. Parece una cuestión muy subjetiva pero cuando administras una red y empiezas a tener contacto con el público, la forma en que escribes refleja una personalidad que el seguidor también percibe y se acostumbra a ella. Cuando existen pequeños cambios en los mensajes estos son evidentes, tal vez para los ejecutivos no, empero para la gente que está en el espacio social, sí. Es como una prueba grafológica que nos ayuda a saber quién es el autor de un escrito. En las redes pasa lo mismo, los usuarios saben o perciben esos cambios y de una manera esto puede beneficiar o perjudicar al espacio social.

Si analizamos un poco, esta labor lidia mucho con el lado psicológico del ser humano, por eso quien gestione una ventana social, no solo debe saber del manejo de la red sino debe de analizar el comportamiento de las mismas, el trabajo operativo lo puede realizar cualquier, empero el analítico, ¡no!. Y es el segundo paso el fundamental para que una red crezca de una manera participativa y colaborativa. Algo que las empresas aun no están teniendo en cuenta. Cantidad de seguidores, no refleja respaldo a las ideas o lo que se exprese en el espacio. Depende de cuál sea tu objetivo, es que debes de seleccionar a la persona que administre tu red.

 

PR 3.0: ¿Por qué las empresas deben escuchar a sus públicos?

Definitivamente para poder avanzar en este tema debo hacer una aclaración que es muy obvia –tal vez, para algunos- sin embargo, algunos CEO aún no están muy seguros de que exista diferencia entre oír y escuchar. Este es un tema que ya he tratado antes, empero después de leer el post de Mitch Lieberman, he decido referirme nuevamente a esto, pero, basado en mi especialidad. Las Relaciones Públicas (PR). Así,  quisiera aclarar cómo puede beneficiar a un negocio saber escuchar a sus públicos de interés.

La base de escuchar está asociada al entendimiento y decodificación clara del mensaje. Uno puede oír una serie de sonidos, pero no puede entender lo que cada uno de ellos significa. Yo estoy escuchando la radio, viendo la televisión y escribiendo, empero estoy decodificando estos mensajes que resuenan en mis oídos. Mi cerebro decodificará el mensaje de acuerdo a su interés o necesidad. Es un tema bastante psicológico. Ahora bien, ¿por qué es importante saber diferenciar estas palabras para una adecuada comunicación en la empresa? Definitivamente, el saber escuchar implica haber alcanzado una licencia social, que permitirá a la empresa, crecer sin dificultad en el ecosistema social, como un buen ciudadano corporativo. Decodificar los mensajes que nos hacen llegar nuestros diversos públicos de interés, permite al negocio establecer políticas apropiadas, basadas en las verdaderas necesidades de los stakeholders, no en supuestos. El comprender las exigencias de la sociedad demuestra, tácitamente, que la organización está preocupada por lo que piensan sus diversos públicos, es decir, sabe lo que sucede en su entorno, y está dispuesta a interactuar para sacar adelante no solo al negocio, si no, al ecosistema donde cohabita.

En PR, la escucha permite a la organización crear valor hacia la marca/empresa, consolidar su estatus dentro de la mente de su público, ya sea el colaborador, el proveedor, el cliente, la propia sociedad, el gobierno, etcétera. Es por eso que cuando se preparan los mensajes, estos, se crean pensando en lo que el receptor hará con ellos. No es simplemente escribir una frase agradable al oído, para llamar la atención. Es construir un mensaje que tenga un valor para el receptor. Así, la “transparencia” se convierte en un ingrediente importante en todo mensaje. Sin ella, nuestro recado probablemente caiga en saco roto u oídos sordos. No generar rebote del mensaje, implica tácitamente que no se supo decir lo que la gente deseaba escuchar.

Muchas organizaciones intentan acercarse al público adquiriendo diversas plataformas de comunicación. Hace unos años atrás el PR  debía generar  nuevos “puentes” de comunicación para la empresa y así conocer mejor las necesidades de los diversos públicos propiciando un adecuado entendimiento en ambas partes. Gracias al avance tecnológico, y la aparición de los medios sociales, la organización tiene mejores oídos para escuchar lo que dice o piensa el ecosistema social. Estos puentes, como Facebook, Twitter, Youtube y otros, permiten un simétrico entendimiento de lo que ambas partes desean. Sin embargo, muchas empresas crean estos puentes pero no les dan el uso adecuado. Es decir, si yo construyo un “puente” es para poder acceder a otro lado, y del mismo modo, que lo que se encuentre al otro sitio llegue a mí. Haciendo hincapié, que ambos estamos a un mismo nivel. Entonces, los medios sociales son la herramienta perfecta para poder escuchar mucho mejor al otro lado, generándose así, un adecuado feedback de mensajes. Siempre manteniendo un equilibrio en ambas partes.

Definitivamente no solo se trata de escuchar bien a tus públicos, eso es una parte. Pero sí hay que resaltar que es una buena base estar predispuesto a atender lo que la gente opina o sabe de ti, de esa forma podrás sintonizar mejor con ellos. Ya he mencionado que la organización busca ser un ciudadano corporativo en el ecosistema social. Escuchar adecuadamente los mensajes, es una muestra de ser socialmente responsable, porque de esa manera me entero de todo lo que sucede en mi entorno. Aquí los medios sociales juegan un papel transcendente en la necesidad de escuchar mejor a los grupos de interés del negocio. Ya que, estamos usando el mismo puente que ellos (sociedad, cliente, etc.) usan para relacionarse con sus pares naturales. La empresa, al crear un espacio en una red social, por ejemplo, está mostrando su interés en ser considerado una persona más, un ciudadano corporativo que busca adecuarse más a su entorno.

Finalmente, podemos decir que la necesidad de la empresa hoy en día es “escuchar” mejor a sus diversos públicos. Si como organización deseo crecer, tener una licencia social, quiero co-crear, ambiciono la lealtad de mis públicos. Entonces, dar el primer paso como empresa social, es tomar nota de lo que la sociedad o los públicos piensan o dicen. Obviamente, los medios sociales son la herramienta más adecuada, por ahora, para lograr ese objetivo.  Escuchar, es importante porque demuestras interés en lo que el entorno te dice. Cuando conversas con alguien y esa persona te oye, pero no te escucha, ¿no te desagrada? Lo mismo pasa con los públicos de un negocio.

PR 3.0: Elecciones y Social Media.

Acabo de leer una entrevista sobre el manejo de los Medios de Comunicación Social o Social Media y las campañas políticas. Esto en el contexto de mi país, Perú. Creo que Marco Sifuentes, periodista y blogger peruano hace ver, un poco, el error de los latinos en el manejo de herramientas electrónicas con miras a ganar una elección basándose en un modelo exitoso como fue el de Barack Obama.

Aquí, existen varios puntos que se deben tomar en cuenta antes de iniciarse en el mundo electronal. Como lo mencioné en la secuencia “Cómo humanizar tu marca/empresa en la web 2.0” la mayoría de personas no entienden que existen, dentro de internet, diversos canales para sostener una adecuada comunicación con sus públicos. Un espacio es una red social y otro diferente es una comunidad. Son herramientas distintas con objetivos no necesariamente heterogéneos. Sin embargo, ambos deben crean una “sinergia”, empero, cumplen funciones disímiles. Es decir, si un candidato desea postularse a presidente regional –u otro cargo- y desea que la gente conozca más sobre su vida profesional entonces deberá crear una cuenta LinkedIn, a su vez, si necesita difundir sus propuestas con elementos multimedia, entonces, deberá acceder a una cuenta en Facebook, Youtube, entre otras. Pero si desea argumentar puntos de vista más extensos podrá usar un blog.  Cada día aparecen nuevas herramientas que permiten interactuar de diversas maneras con los públicos de un candidato. El problema está en saber cuál es la más adecuada y ahí es que fallan la mayoría de políticos.

El siguiente inconveniente está en la falta de “inversión” en “investigación”, Sifuentes expresa algo totalmente cierto. El político se convierte en una marca, por ende, el pensamiento se dirige ahora al plano empresarial/comercial, aquí la gente no compra productos/servicios, los públicos consumirán ideas/propuestas. Entonces, si mi objetivo es dar a conocer mis acciones futuras e interactuar sobre estas con mis fans  o followers, para logar una mayor aceptación, y, ganar las elecciones. Por supuesto que debo crear un medio de comunicación social.  Suena sencillo, verdad. Empero no es tan fácil. En el post “Social CRM, un negocio a largo plazo” presento un poco más este punto. Definitivamente, tener claro los objetivos dentro de una campaña electoral requiere de un real entendimiento del contexto. Nuestros políticos están acostumbrados a realizar las cosas, siempre, a última hora. Tal vez esto daba resultado en años anteriores. Empero, ahora, en una sociedad donde gran parte de la población está interesada en saber cada vez más, debe redefinir el movimiento de una estrategia electoral.

Otra premisa que deben tomar en cuenta nuestros políticos es que cada contexto, ciudad, localidad es distinta. En las elecciones municipales, por ejemplo, crear espacios electrónicos dependerá  de la ubicación geográfica del candidato. Repito lo anterior, la investigación, nos permitirá saber cuál es la penetración de internet en cada punto del país. Los políticos que candidatean en entornos alejados de la selva o sierra, probablemente, no tendrán necesidad de acceder al  mundo electronal. Sin embargo, en zonas como La Molina, será necesario sumergirse en el ciberespacio, ya que un alto índice de población posee y usa medios electrónicos para informarse.  Aquí, difiero con lo enunciado por Sifuentes, quien afirma que no existe ningún postulante con adecuado manejo en medios sociales. Si analizamos –desde el punto de vista comunicacional- al candidato Zurek, por ejemplo, éste ha entendido algo de lo que es el uso de las herramientas electrónicas, sobre todo en el manejo del “contenido”  de su website y en menor proporción en facebook. Empero twitter y el blog no crean sinergia con el elemento principal que es el sitio oficial. Sin embargo, creo, que rescatable la iniciativa de este candidato. Sé que otros más usan estas herramientas, empero no es simplemente crear el espacio, es saber manejarlo.  Debo aclarar –por si acaso- que no vivo en el distrito de La Molina.

Por último, hay que tener en claro que los medios electrónicos son un complemento de lo “relacional”. Los medios de comunicación social, o Social Media, permiten ampliar nuestro espectro comunicativo. Aquí, en Perú, aun existe un gran índice de ciudadanos que no acceden a estos medios, por diversas razones. Entonces, es responsabilidad de cada candidato o partido político reconocer quiénes son sus electores. Qué quiero decir con esto. Hablando en un plano más comercial que social, ganar una elección no es tener los canales adecuados, es manejar propuestas sólidas. Barack Obama no ganó una elección gracias a Facebook u otra herramienta electrónica o audiovisual, venció por sus propuestas. Vamos a denominar a esto, “los cimientos”, que serían, tener un buen plan de gobierno, propuestas claras, pensadas en la real necesidad del ciudadano. Son los cimientos los que harán que cualquier candidato gane una elección. Los medios de comunicación son el canal para hacer conocer y evidenciar lo que profesa un político. Mientras más salga en medios audiovisuales, en prensa o internet, más lo recordarán. Pero eso no significa que vayan a votar por él. Entender esto de manera clara, ver el ejemplo de las últimas elecciones en Colombia, debe hacer recapacitar a los políticos. Definitivamente en el negocio de las Relaciones Públicas o el Marketing, podremos lograr generar convencimiento, pero eso es algo que muchas veces es manejado con poca ética por algunos profesionales. Definitivamente existen una serie de maneras de convencer a la población de votar por alguien, empero la idea es que esa campaña esté basada en principios que beneficien a la ciudadanía y no en simplemente ganar un cargo para un beneficio personal. Ese es el reto de un community manager en esta campaña electoral.

El voto de un elector se gana con propuestas, entonces, los medios de comunicación social, Social Media, Redes Sociales, son las herramientas que de acuerdo al contenido y uso que le de cada candidato podrá mejorar su impacto en el pensamiento del elector. Igual sucede con las empresas, de que me sirve tener una cuenta twitter si lo que me dedico a colocar son cuestiones superficiales que no interesan realmente al público. La Social Media es “RELACIONARSE CON LA SOCIEDAD” y eso significa interacción, transparencia, una vez creado esto se generará una intención de voto favorable porque sé cerró el círculo, se adquirió confianza. Igual sucede con la marca/empresa.

PR 3.0: Cómo humanizar la marca/empresa en la web 2.0 – Parte 2

En el post anterior compartí con ustedes un breve análisis sobre el contexto de la web 2.0 y los medios de comunicación social y su clasificación desde un punto de vista antropológico.

Entendido lo propuesto en la parte uno, ahora desarrollaré –desde mi perspectiva– la segunda fase que se debe tener en cuenta una organización para un buen desarrollo de su estrategia social y, lograr así, su humanización en la web 2.0. Como mencioné, primero debemos establecer un paso previo a nuestra estrategia en los medios de comunicación social. Obviamente, este primer paso la mayoría de compañías ya lo tienen. Y es que, lo oral y lo escrito, ya se inició, es decir, manejamos ya un contacto con nuestro público. Ahora el tema es dar el gran salto a lo electrónico.

En este punto debemos ser conscientes y realistas. Me refiero a que cada empresa debe saber, ¿cómo es que la gente la ve? En base a ello, podremos saber que tan fuerte es el lazo que nos une a nuestro stakeholder y otros factores que nos permitan determinar mejor el avance de la estrategia. Ahora, suponemos que los centros de contacto y los representantes de la empresa  ya están afirmando el terreno con nuestro grupo de interés. Es decir, están potenciando los valores que tiene la empresa, realizando su trabajo con un alto nivel de calidad y por último propiciando el uso de los medios electrónicos corporativos ya existentes de la compañía, me refiero a su sitio institucional. Que suponemos debe estar bien estructurado y con información real y actualizada.

Bien. Suponiendo que todo lo anterior marcha favorablemente. Aquí es donde debemos reconocer quienes son nuestros mejores clientes/consumidores. Es fundamental y vital para que nuestra estrategia en los medios de comunicación social sea un GOALComo escribí en una entrada anterior de este blog, los Insights de nuestros mejores o más destacados clientes nos permitirán estructurar mejor nuestro horizonte. Hay que tener una buena data en nuestro CRM. Con esta información podremos conformar mejor nuestros espacios sociales, ya sea en forma de comunidad o red social. Estudiar y analizar el comportamiento de nuestro grupo de interés, y más aun, centrarnos en algunos de ellos, nos permitirá que la adecuación de nuestra estrategia social sea mucho más efectiva. Debemos ver a estos clientes/consumidores “especiales” como nuestro andador en el terreno de la web 2.0.  Que mejor que ellos para recomendarnos y ser nuestros mejores difusores del community o social network que creemos. Entendamos algo, la co creación no solo está basada en términos meramente de innovación de productos/servicios, sino también, en maneras de comunicarnos mejor, con nuevos y más clientes/consumidores. Un ambiente de colaboración entre corporación y cliente debe ser el contexto más idóneo en el manejo de una estrategia social.

¿Buscamos calidad o cantidad?

Si bien es cierto la tecnología ahora nos permite estar mucho más conectados de diversas maneras, en el ámbito empresarial web 2.0, no se debe buscar cifras cuantiosas de fans o seguidores, claro, desde mi punto de vista. Pero, porque sostengo esto, que para muchos puede sonar extraño. Pues bien, hagamos una analogía simple, cuantos buenos amigos tenemos a lo largo de nuestra vida. Piénsenlo, pocos. Definitivamente son un número mucho menor al de conocidos o “amigos ocasionales” de los contactos que podamos tener, por ejemplo, en el Facebook u otra red social.  Nuestros verdaderos amigos están en las buenas y malas. Igual sucederá en un ambiente web 2.0. Tenemos que ver a estos clientes/consumidores “selectos” como nuestros patners, nuestros mejores aliados en la copiosa jungla de medios de comunicación social. Pero para entender mejor la premisa de mejor calidad a cantidad, habría que formularnos nuevamente esta interrogante. ¿Qué buscamos o deseamos lograr con una estrategia en medios de comunicación social? Supongo, que estamos esperando reforzar nuestra reputación, buscando “primero” generar una mayor lealtad de nuestros clientes/consumidores hacia nuestra marca/empresa. En otras palabras, humanizarnos más, ser más semejantes a ellos  (clientes/consumidores). Si esa es la respuesta, entonces nuestro sitio en la red social o comunidad crecerá única y exclusivamente a base de una buena comunicación y relación con nuestro selecto grupo de interés. Así, ellos serán nuestros embajadores ante sus propios mejores amigos o conocidos. Por eso estudiar muy bien a este grupo de interés, conocer bien sus insights nos brindará una mayor asertividad para generar mayores lazos en un entorno web 2.0 donde la interactividad es un engranaje fundamental. Si nos remitimos a las cifras de personas a nivel mundial que usan, tienen o participan de una red social o comunidad, el incremento es cada vez mayor. Antes se manifestaba que solo lo personas entre el rango de 16 a 25 años eran las que tenían un espacio de estos en la web. Hoy en día eso ya ha cambiado. Ese rango ha variado y en algunos países del mundo  ahora ese margen es de 15 a 50 años. Lo más probable es que  vaya en aumento. Entonces, en una primera instancia la calidad debe primar sobre la cantidad una vez establecido el lazo emocional, de cooperación, entre el medio de comunicación social –de la corporación- y los clientes/consumidores podremos dirigir nuestra estrategia a un destino netamente comercial.

En el siguiente post me referiré a la construcción de mensajes en estos canales de comunicación. La importancia de manejar un buen SEO y la generación de Lealtad basada en los mensajes en estos medios de comunicación social.

PR 3.0: Cómo humanizar tu Marca/Empresa en la Web 2.0 – Parte 1

Desde hace un par de años en el mundo corporativo mundial, y aquí en Perú, desde el 2009, los Medios de Comunicación Social o Social Media se han convertido en un boom que ha desatado una serie de vertientes temáticas y analíticas. Así, hoy en día, la mayoría de compañías alrededor del globo buscan imbuirse en uno de estos espacios sociales, buscando una serie beneficios tangibles e intangibles. Pero acaso todas las organizaciones están realmente preparadas o conscientes del compromiso que significa llevar adelante un proyecto de esta envergadura.

Los medios de comunicación social o “social media” poseen características diversas, mecanismos de interrelación, que le permiten a cualquier persona –o empresa- interactuar con otra en latitudes distintas del planeta, para compartir o exponer, opiniones e informaciones sobre diversos temas, colgar data multimedia, sostener conversaciones en tiempo real, etc. Lo que genera una gran confluencia de información, enorme e inmanejable(a veces), para una sola persona.  Así tenemos, que, dentro de las “social media” existen dos clasificaciones que son redes sociales y comunidades. Empero, ¿qué es una Red Social o Social Network? Y ¿qué significa una Comunidad? Una red social, como su mismo nombre -o traducción- lo indica, son los lazos que tiene una persona con otras, ya sean estos, académicos, profesionales, familiares o amicales. Esto en un ambiente off line. La evolución está, en que lo electrónico, nos da la oportunidad de mostrar esa red de contacto que tenemos en off line a mundo on line. Entonces, ¿cuál es la diferencia con una comunidad? Aquí, los individuos se reúnen o agrupan para compartir un pensamiento en común, un gusto por algo, es decir, mantienen intereses comunes entre los miembros. Estos, muchas veces, no poseen ningún tipo de lazo, a diferencia de la red social. Entonces como empresa se debe reconocer que ambos segmentos son distintos, pero a la vez complementarios, que si se determina un objetivo claro, se puede lograr introducir a muchas personas en ellos y así impartir una serie de mensajes que propicien una sensación de confianza y con el tiempo lograr lealtad y reputación hacia la marca/empresa.

Una premisa básica que debe primar en esta estrategia para humanizar una compañía es, verlo desde una perspectiva antropológica –primero- más que comercial. Sostengo esto, pues cada sociedad es distinta, mantiene sus propios códigos de conducta, que, la organización debe identificar y aceptar antes de sumergirse en el ámbito de los medios de comunicación social. Por ende, cada estrategia también debe estar sujeta al contexto o evolución social. Lamentablemente, muchas corporaciones intentan traer “enlatados” de experiencias foráneas al país donde se asentará la estrategia y se asume que la población lo asimilará. Esto definitivamente en un contexto de sub desarrollo. Hoy en día, la sociedad de la información exige a las compañías entender que la red permite a los ciudadanos -de diversas latitudes- compartir información. Entonces; ¿por qué, aquí en Perú –específicamente- las campañas en redes sociales aun son muy pobres o con pocos resultados? Muy simple, no se investiga a profundidad el contexto. En este caso, las presunciones están demás. Para una verdadera Estrategia Social de Marketing o de Relaciones Públicas en la web 2.0, debemos establecer claramente con quienes estamos tratando y porque medios debemos realmente dirigirnos. La mayor barrera que se encuentra la empresa peruana para implementar grandes campañas en redes sociales y comunidades en línea es que un alto porcentaje de la población aun no accede o maneja de manera correcta la web 2.0.

Entonces, ¿no se puede humanizar la empresa peruana, mediante entornos electrónicos 2.0?

La respuesta es definitivamente, sí. El cómo, es lo que realmente debe ocupar la cabeza del Community Manager. Pero, partamos de una premisa, si la evolución de la comunicación del hombre pasó de lo oral, a lo escrito y ahora a lo electrónico. Definitivamente, antes de humanizar nuestra marca/empresa en la web debemos primero crear un contexto de confianza para el cliente/consumidor que le permita saber y creer que está tratando con alguien, que, realmente pertenece a la organización. Aquí, el cliente interno jugará un papel sumamente importante en el desarrollo y creación de un ambiente propicio para el uso de una comunidad o red social. Ellos, mediante el contacto diario con el cliente/consumidor deben recomendar el uso de la web para interactuar, también, con la organización. Los centros de contacto o call center, serán –también- de gran ayuda en la creación de una atmósfera favorable para que la estrategia en medios de comunicación social funcione. Una vez establecida esta difusión, la empresa está preparada para continuar su camino a humanizarse o buscar empatía con el público en un entorno electrónico. Hay que recordar siempre el verdadero sentido de los Medios de Comunicación Social en la web 2.0.

Crear, afecto y empatía en ambientes off line será fundamental para un buen inicio en lo on line. En el siguiente post comentaré la siguiente fase electrónica para humanizar la marca/empresa en la web 2.0.

A %d blogueros les gusta esto: